Lista de Especies por la letra "A"
 

 

Acacia Mangium, Teca Blanca - Acacia mangium

   

Acacia Mangium, Teca Blanca - Acacia mangium

Condiciones de Adaptación

Altitud: 0 a 1.100 metros sobre el nivel del mar, con un desarrollo óptimo en alturas menores a 1.100 m.
Clima: Temperatura media de 22 a 26ºC, lluvia anual: 650 a 4.300 mm., soporta periodos secos prolongados no mayores de 4 meses. Suelos: Acepta suelos poco profundos, resiste suelos compactados por ganadería, se desarrolla en suelos arcillosos y soporta pH desde 4.2, incluso con altos contenidos de aluminio, hasta suelos de reacción neutra, no se desarrolla bien en suelos básicos. Puede crecer casi en cualquier tipo de suelo. Crece bien en suelos erosionados y espontáneamente en sitios húmedos, en los márgenes de arroyos y quebradas y bordeando zonas pantanosas. Topografía: Soporta pendientes fuertes. Limitantes: Los periodos secos muy pronunciados mayores de 4 meses o vientos muy fuertes limitan su crecimiento. Las plantas jóvenes son susceptibles al fuego.

Manejo de la Semilla

Almacenamiento: Semilla ortodoxa, se almacena con un contenido de humedad entre 7 y 8% a una temperatura entre 4 y 5°C hasta por 8 años. Tratamiento pregerminativo: Se escarifica mecánicamente con lija hasta que pierda su brillo natural, luego se hierve por 2 minutos y se deja en remojo por 12 horas. Plántulas en vivero: Plántulas reales promedio por kilogramo de semilla: mínimo 20.000. La germinación se inicia entre los 5 y 8 días y culmina entre los 20-25.

Producción en Vivero


  • Utilice la semilla inmediatamente, no la exponga al calor, sol o humedad conserve la identificación.

  • Aplique el tratamiento pregerminativo indicado es obligatorio.

  • Sustrato de germinación: Para cantidades pequeñas se recomienda Turba para evitar la desinfección; en cantidades mayores se prepara un sustrato de una (1) parte de tierra por tres (3) de arena. No use fertilizantes, gallinaza ni humus para la germinación.

  • Desinfección del sustrato: Formol: Un (1) litro por metro cuadrado al 20% de concentración o Basamid 50 g. por m2 aplicado con el sustrato húmedo; en ambos casos se cubre 4 días con un plástico, luego se remueve por 3 días o más hasta que desaparezca el olor. La profundidad del sustrato no debe ser mayor de 15 cm. La especie se puede producir con siembra directa en bolsa, en ese caso aplique por lo menos 1 kg de Basamid por m3 de sustrato para desinfectar el sustrato. Utilice de preferencia 2 semillas por bolsa o tubete.

  • Siembre tan superficial como sea posible, sin que la semilla quede expuesta al aire o la destape el riego.

  • Riego: Mantenga húmedo el sustrato durante la germinación, sin exceso o deficiencia de agua, utilice implementos de gota muy fina o nebulización para que no se destape la semilla.

  • Proteja la germinación de las condiciones del medio como lluvias fuertes, exceso de sol o calor, roedores o pájaros; el uso opcional de sombra moderada, mejora las condiciones de germinación.


Para optimizar la germinación y disminuir la dependencia del riego y a la vez proteger de los cambios ambientales o la desecación prematura del sustrato, una vez realizada la siembra, es conveniente cubrir las eras de germinación con una lona de polipropileno color verde del tipo usado en las construcciones; esta lona permeable se coloca sobre el germinador inmediatamente después de la siembra y se deja hasta que se inicie la germinación. El riego se puede aplicar por encima de la lona. La práctica es sencilla, económica y muy beneficiosa para la producción.

En todos los casos se deben proteger los germinadores de la lluvia directa para evitar encharcamientos y aparición de problemas sanitarios, se recomienda el uso de plásticos traslucidos al menos a 80 de altura, las polisombras no son efectivas debido a que dejan pasar el agua de la lluvia. Para optimizar la germinación y disminuir la dependencia del riego y a la vez proteger de los cambios ambientales o la desecación prematura del sustrato, una vez realizada la siembra, es conveniente cubrir las eras de germinación con una lona de polipropileno color verde del tipo usado en las construcciones; esta lona permeable se coloca sobre el germinador inmediatamente después de la siembra y se deja hasta que se inicie la germinación. El riego se puede aplicar por encima de la lona. La práctica es sencilla, económica y muy beneficiosa para la producción.
En todos los casos se deben proteger los germinadores de la lluvia directa para evitar encharcamientos y aparición de problemas sanitarios, se recomienda el uso de plásticos traslucidos al menos a 80 cm de altura, las polisombras no son efectivas debido a que dejan pasar el agua de la lluvia.

 

Trasplante

Una vez las plantas tienen 2 – 6 cm., se procede a trasplantarlas a bolsas y se siguen las siguientes actividades:

  • Se coordina el llenado de bolsas con tierra fértil y cascarilla en una proporción del 20%, se establece una malla sombra mínima del 65%, indispensable para el trasplante.

  • Para el transplante, se extraen las plántulas una a una protegiendo la raíz del aire y del sol, se pueden colocar en un balde con agua fresca, sumergida únicamente la raíz, se toman una a una sin presionar el tallo ni la raíz, y se colocan en un hoyo central hecho con una estaca en el centro de la bolsa, (con el sustrato húmedo), con las raíces extendidas hacia abajo y rectas; este es el momento de aplicación de micorrizas, las cuales se colocan en contacto con la raíz aplicando de 5 a 10 g por bolsa.

  • Recipiente para trasladar las plántulas bien protegidas y sombra durante el transplante.

    Trasplante: bajo sombra se hace un hoyo profundo y central con el sustrato húmedo y postura de la plántula sin torcer la raíz.

      El trasplante debe hacerse obligatoriamente bajo sombra usando malla sombra o materiales similares, (no debajo de árboles porque entre luz lateralmente), se dejan dos semanas, y luego se exponen lentamente a plena luz para que crezcan y rustifiquen.
    • El riego debe hacerse a diario después del trasplante, de preferencia en las primeras horas del día o en las últimas de la tarde.

    • Una vez transplantadas algunas especies, toman un aspecto poco vigoroso, con apariencia deshidratada o agachadas, lo cual es normal los primeros días.

    • La última fase de la producción en vivero es la etapa de crecimiento y desarrollo después del trasplante. Este periodo es variable para cada especie y debe ser lo suficientemente largo, como para que los árboles alcancen una altura entre 6 y 25 cm. para llevar a campo.


    Manejo especializado de fertilización, retenedores de agua, uso de insecticidas, fungicidas o manejo cultural, lo puede consultar con El semillero. La semilla se siembra distribuyendo en hileras separadas 3 a 4 cm., o al voleo utilizando 150 g de semilla/m2. Es posible propagarla vegetativamente por mini estacas.

Plantación y Manejo Silvicultural

La plantación se guía de acuerdo a las orientaciones del capítulo III, algunas condiciones particulares:

Turno estimado: 8- 10 años.
Crecimiento: Hasta 8 m. de altura y 9 cm. de diámetro después de 2 años. En suelos malos va entre 13.8-30 m3/ha/año, suelos medios bien drenados, 25-35 m3/ha./año, en suelos medios bien drenados 25/35, en suelos ricos, drenados, 35 incluso a más de 50 m3/ha./año si se usa material mejorado genéticamente.

Es una especie de crecimiento notable. Presenta una alta capacidad de competencia, lo que facilita su establecimiento y cultivo. La mínima preparación es el hoyado en el sitio de siembra. Las plantaciones usualmente se establecen con espaciamientos de 2.4x2.4 y 3x3 m. (1.111 árboles por ha.), siendo ésta última la más frecuentemente utilizada. Generalmente es necesario realizar raleos tempranos, al segundo o tercer año. El dosel puede cerrar de 9 meses a 3 años después de la plantación, compite eficazmente con la maleza. Se pretende dejar al final del turno de 250 a 350 árboles por ha.

Tiene excelente poda natural que puede alcanzar hasta 2/3 de su altura.

Influencia de Plagas y Enfermedades

En América Central, A. mangium no ha presentado problemas serios de plagas y enfermedades. Se reportan problemas menores con perforadores del tronco, como los provocados por la familia de los Platypodiae y Scolytidae que afectan sobre todo la calidad de la madera en troza. Los termites del suelo y las hormigas carpinteras (Camponatas sp.) forman galerías hasta el duramen de árboles jóvenes. También es atacado por hormigas defoliadoras. En Colombia se han reportado dificultades sanitarias relacionadas con secamientos que no están aún documentadas.

Características de la Madera

Densidad 0.40-0.65. g/cm³. Madera dura, densa, y resistente. La albura, de color amarillo pálido a pardo claro, es delgada usualmente constituye menos de 10% del volumen total; el duramen es de color de pardo-oliva a pardo-grisáceo, con bandas más oscuras. Secado: Moderadamente fácil, rápido. En las primeras etapas de secado se puede presentar colapso en áreas del corazón, con tablas cuarteadas. Preservación: Fácil. En madera seca al horno la contracción radial es de 2.5% y la tangencial de 8.5%. Se considera muy estable dimensionalmente.

Se compara a la de Teca. Presenta buenas propiedades de trabajabilidad, y no se reportan problemas en el aserrado o desenrollado. Cepilla bien y pule fácilmente produciendo una superficie lisa y lustrosa, sin desgarre de la fibra. Es fácil de taladrar, y tornear. Las propiedades de clavado son excelentes, aun en los extremos de tablas. El duramen responde satisfactoriamente al tratamiento con preservativos utilizando técnicas estándar. La durabilidad natural es moderada, alta en sitios bien ventilados, y poco durable en contacto con el suelo. Resistente a las termitas.

Usos Principales


  1. Madera apta para carpintería y construcción general; fabricación de muebles por su firmeza, color y jaspe; tableros de partículas. producción de Pulpa.

  2. Carbón de gran calidad, leña.

  3. Recuperación de suelos

  4. Sistemas agroforestales o cercas vivas.

  5. Recupera tierras baldías y sitos quemados. Fija nitrógeno.