Capitulo III

 
 

Aclareos

   

Aclareos en una plantación de Eucalyptus globulus

Es la reducción del número de árboles en la plantación, con el objetivo de favorecer el crecimiento en los mejores individuos.

El número de aclareos depende del objetivo final de la plantación y del mercado para sus productos.

Se  recomiendan dos o tres para llegar a una densidad media final deseada de 200 a 350 árboles por hectárea. Normalmente se recomienda el cálculo de los árboles a extraer por el número de árboles o por la determinación de área basal.

· Necesidad de realizar el aclareo de plantaciones forestales

Se puede escoger entre tener muchos árboles de diámetro pequeño o  menos árboles de diámetros mayores.  En plantaciones donde se desea producir madera para aserrío, es necesario que los árboles alcancen diámetros grandes.

Si no se ralea la plantación, la producción de madera para aserrío será limitada. Cuando hay muchos árboles en poco espacio, se producen individuos de diámetros pequeños, no deseables para la producción de madera. En una plantación bien manejada, los árboles se desarrollan mejor y el producto final tendrá mayor diámetro.

Plantación de Pinus caribaea lista para primer raleo

· Consecuencias de no ralear

Un árbol que crece bien en grosor tiene hojas grandes y numerosas, ya que estas son la fuente de energía para el desarrollo del árbol. Mientras  el árbol crece en altura, las ramas inferiores reciben menos luz, lo que hace que sus hojas sean menos y más pequeñas y finalmente mueran las hojas por carecer de energía y posteriormente mueran las ramas. Eventualmente en plantaciones sin raleo se observan árboles altos con diámetros y copas pequeños.

Esta situación no es deseable en una plantación destinada a la producción de madera.

 

 

· Otras razones para realizar el aclareo

En las plantaciones muchos árboles presentan defectos  tales como: bifurcaciones, ejes torcidos, plagas y enfermedades. Es importante eliminar estos árboles para que los de buena calidad se desarrollen en mejores condiciones y haya mejor producción de madera. Otro aspecto es el sotobosque, o sea las plantas que crecen en el suelo de la plantación. Cuando las plantaciones son muy densas, los árboles no dejan pasar los rayos solares y las plantas mueren gradualmente. Cuando ya no hay plantas en el sotobosque, surgen problemas de erosión o lavado de suelos. Tal es el caso de muchas plantaciones de teca que no han sido bien manejadas. Finalmente el vigor de los árboles en las plantaciones sin raleo es bajo. Cuando los árboles no son vigorosos son más susceptibles al ataque de plagas y enfermedades.

· Época e intensidad recomendable realizar el primer raleo de las plantaciones

Si la plantación se estableció 3x3 m., se recomienda hacer el raleo cuando alcancen una altura de 7 a 9m. Hay muchas  razones para realizar el raleo temprano, entre ellas las siguientes:

  • Es más fácil cortar los árboles cuando están pequeños, tampoco tiene sentido atrasar el raleo de  árboles de mala  forma y de crecimiento pobre. En algunos casos el raleo no será comercial,  por lo que hay que minimizar su costo.
  • Si se retrasa el raleo, los árboles entran en competencia fuerte que favorece la formación de árboles altos con copas y diámetros pequeños. El crecimiento perdido en diámetro, mientras los árboles sufren una competencia fuerte, nunca se recupera después de un raleo tardío.
  • El raleo a tiempo e intenso, crea condiciones para que  los árboles alcancen un tamaño comercial más rápido, lo que significan más ganancias en menos tiempo.
  • Los árboles en una plantación raleada a tiempo son más resistentes a vientos fuertes, por tener diámetros más grandes.

· Marcación de los árboles por cortar en el primer aclareo

Existen múltiples y en algunos casos complejos procedimientos y fórmulas, en forma práctica se comienza en una esquina de la plantación y se van analizando los árboles de dos en dos; se coloca frente a la  primera pareja, y uno de los dos árboles se marca para ser raleado. La selección se basa en los siguientes criterios.

  • Estado fitosanitario: se eliminan árboles con problemas de plagas o enfermedades
  • Rectitud del tronco: los árboles torcidos y bifurcados se marcan para ser eliminados.
  • Diámetro: Se favorecen los árboles de diámetro mayor.
  • Altura entre dos árboles con buena forma se favorece al más alto.
  • Los árboles muertos o faltantes se consideran raleados

Una vez marcados los dos primeros árboles se avanza a la siguiente pareja en la misa hilera y se repite el proceso. Si los árboles de una pareja son muy buenos se pueden dejar los dos, siempre y cuando se marque los dos árboles siguientes para ser talados. De igual forma, si los árboles de una pareja son muy malos se pueden eliminar y se deja la pareja siguiente. Este sistema permite una reducción adecuada de la densidad y favorece una buena distribución de árboles después del raleo.

Deschuponado

 

 

Chupones en Tectona grandis

Es la eliminación de rebrotes no deseables de un árbol plantado por pseudoestaca, aunque también se originan rebrotes de árboles originados de semilla y bolsa.

 

 

Algunas especies tienen la tendencia de producir rebrotes. Es necesario que solo se desarrolle un tallo líder para formar un árbol grande y de buena calidad. Si se dejan varios rebrotes, la calidad del árbol será muy pobre, pues tendrá varios troncos pero mal formados y poco desarrollados.

Tan pronto como sea posible se identifica el mejor rebrote, esto ocurre cuando el árbol alcanza un metro de altura. En este momento el deschuponado tiene la  ventaja de que los árboles están bien arraigados y firmes al suelo y los brotes son fáciles de cortar.  El mejor rebrote debe tener las siguientes características:

  • Mayor altura y grosor.
  • Forma recta.
  • Sano y vigoroso

Se privilegian aquellos rebrotes más cercanos al suelo y los que están en dirección de los vientos dominantes.

Empresa de diseño web : DISTECNOWEB.COM - Diseño web Bogotá - Diseño Tienda virtual en Colombia - SEO Colombia