Especies para la Reforestación Comercial en Colombia

Enrique Trujillo Navarrete – IF MSc. El semillero - enrique@elsemillero.net

Una plantación forestal es un conjunto de árboles que conforman una masa boscosa, cuyo diseño, tamaño y especies están definidas para cumplir objetivos específicos ambientales o comerciales.

Llevar a cabo un proyecto de plantación complejo o de una magnitud considerable, obliga una consulta especializada.

Blog34         Blog37

Acacia mangium Plantación 3 años                                           Pino caribe (Pinus caribaea) Plantación de 3 años

Blog36             Blog35

Melina (Gmelina arborea) Plantación de 13 meses                       Teca (Tectona grandis)  Plantación 17 meses

Para el adelanto de un proyecto exitoso de reforestación, es recomendable tener en cuenta estos aspectos:

Objetivo de la plantación

 Es indispensable tener clara la razón del establecimiento de la plantación. Ej.: Plantaciones productivas, fuentes energéticas, protección de zonas agrícolas, protección de espejos de agua, corrección de problemas  de erosión, plantaciones silvopastoriles o agroforestales, con lo cual se definen densidades de siembra, rendimientos y costos, y a partir del objetivo, seleccionar las especies más adecuadas, su calidad genética y la programación del establecimiento.

Blog38    Blog39

Sistemas silvpastoriles     Plantaciones para la protección y preservación

Blog40    Blog41

Plantaciones productivas   Plantaciones para la recuperación de suelos

Factores principales para el éxito de una plantación

Para que una plantación cumpla apropiadamente el objetivo para el cual fue establecida, se requiere principalmente el concurso de los siguientes factores, los cuales son tratados en este texto:

Blog42

 Adecuada selección de la especie

 La selección de la especie es el primer y más importante paso para el éxito de la plantación. No es dable pensar en adecuar el suelo y el medio a la plantación, sino escoger las especies de tal manera que se adapten a las condiciones de la finca. No hay árboles inadecuados, sino sitios mal escogidos.

Para la selección de la especie es indispensable observar las condiciones del la finca como el tipo de suelo, su profundidad efectiva y características químicas (nutricionales), la pendiente, la cantidad y distribución de las lluvias, la altura sobre el nivel del mar, temperatura entre otros factores. Con esta información se seleccionan las especies que se adapten a tales condiciones.

 

  • Calidad Física  y genética del material vegetal

 Las leyes de la herencia aplican para todos los seres vivos, la descendencia de los árboles a través de la semilla define las formas y productividad de los individuos que conformarán la futura plantación. La calidad genética de los árboles de los cuales provienen las semillas, inciden directamente en la productividad de la reforestación. Es indispensable utilizar cuando sea posible, semillas con mejoramiento genético.

 

Es una decisión delicada, puesto que la inversión y desarrollo de los árboles es a largo plazo y una equivocación se evidencia 3, 5 ó más años más tarde, cuando ya no hay nada que hacer.

 

Las técnicas apropiadas de producción en vivero originan árboles con condiciones básicas de calidad que garantizan una baja mortalidad y buen desarrollo de los árboles en la plantación, definidos por un sistema radicular sano, micorrizado y con suficiente biomasa, fustes rectos y con la altura y diámetro proporcionados al tamaño de la plántula y rustificados para resistir las condiciones de campo.

 

El uso de material de vivero sin condiciones de calidad, puede producir grandes pérdidas por mortalidad cuando no están suficientemente lignificados o rustificados, o peor aún volcamiento cuando la plantación haya alcanzado cierto tamaño, ocasionada por mala conformación de la raíz en vivero.

Blog43   Blog44   Blog45

Árboles semilleros de Acacia mangium   Tectona grandis y melina arborea 

  • Características ambientales

 Corresponden la oferta ambiental del terreno, cuyas características de suelo y clima en conjunto con otras características como la pendiente, la influencia de vientos y brillo solar, correspondan con las exigencias de la especie a plantar.

 

No es correcto tratar de introducir una especie a un sitio por valiosa que esta sea, si las condiciones del lugar no les son propicias a su desarrollo, la decisión correcta es plantar aquellas especies que se adapten al sitio, se considera que no hay especies que no se adapten a un sitio, sino sitios mal escogidos para su plantación.

 

Es importante definir las condiciones climáticas del sitio de la plantación para cruzarlas con las necesidades de la especie, para esto necesario la elaboración de histogramas de temperatura y de precipitación, se requiere hallar la estación climatológica más cercana al sitio de la plantación y determinar los promedios mensuales de por lo menos los últimos 20 años

 

  • Establecimiento y manejo silvicultural

La adecuada formulación del plan de reforestación y su cuidadoso seguimiento en lo concerniente al establecimiento y manejo en todas las etapas de la plantación, son cruciales para su buen desarrollo, un descuido en la fertilización, la falta de podas, tardanzas en los aclareos redundan negativamente en el desarrollo de la plantación.

 

LA SELECCIÓN DE LA ESPECIE

Para encontrar la especie a reforestar se sugiere surtir algunos pasos, consistentes en encontrar de una forma preliminar un abanico de especies partiendo del dato de la altura sobre el nivel del mar de la finca a reforestar, este dato es estimativo y debe confirmarse. Una vez definidas las posibles especies, se contrasta con la información particular de cada especie, iniciando con los objetivos de la plantación, que se revisan contra los usos reportados de la especie. Confirmado el uso, se revisan las condiciones de adaptación de la especie con la oferta ambiental de la finca. El cruce entre la oferta ambiental del sitio y los requerimientos de las especies, da la opción de escoger la especie apropiada, sin  perder de vista el objetivo de la plantación.  Si no se tiene la información de las condiciones del predio, se debe realizar una calificación de sitio para establecerlas.  Es conveniente observar las posibles limitaciones antes de definir la(s) especie(s).

1º  paso 

Definir el objetivo de la plantación y contrastarlo con los usos reportados de las posibles especies

2º paso

Listado de la(s) posible(s) especies (s) a utilizar

3º paso

Cruce de la calificación de sitio y los requerimientos de las especies. Verificación de los limitantesde la especie

 

Principales especies recomendadas para reforestación comercial

Si el interés es adelantar un proyecto de reforestación comercial, las especies productivas más importantes de nuestro medio son muy pocas. Este grupo de especies tiene un paquete tecnológico conocido, se consiguen semillas, en la mayoría de los casos con algún grado de mejora genética y han sido exitosamente probadas en plantaciones productivas a escala. Puede sorprender que no aparezcan especies muy conocidas como el nogal, ocobo, cedro entre otras muchas, que son exitosas en arreglos agroforestales, cercas vivas, árboles individuales o usos similares, sin embargo no han demostrado ser exitosas en plantaciones compactas, se afectan fácilmente por problemas sanitarios y no existe una plantación en la práctica que permita cierta confiabilidad, es muy arriesgado utilizar especies diferentes a las de la lista presentada en esta nota, en la que tristemente nuestras especies autóctonas brillan por su ausencia por múltiples factores ( falta de investigación, alta susceptibilidad al ataque de plagas y enfermedades, poca homogeneidad en la plantación entre otros factores)

A continuación se describe  la altura, temperatura media, rango lluvia Suelos y Limitantes principales por  especie:

Acacia mangium, Teca blanca (Acacia mangium)

0 a 1.100 msnm. 22-26ºC. 650 a 4.300 mm. Acepta suelos poco profundos, compactados, soporta pH desde 4.2, hasta 7.5, con alto aluminio, y ligeramente salinos. Crece bien en suelos erosionados. Puede crecer casi en cualquier tipo de suelos. Los periodos secos mayores de 4 meses, suelos encharcados o vientos fuertes.

Balso – (Ochroma lagopus)

0 a 1.800 msnm. 20 a 28 ºC. 1.000 a 4.000 mm. Mejor desarrollo en suelos de origen aluvial, profundos, fértiles, húmedos bien drenados, aireados, de ácidos a alcalinos, arenosos o moderadamente arcillosos producto de la meteorización de rocas ricas en bases. Suelos con niveles bajos de humedad y en los superficiales es susceptible de volcamiento por vientos fuertes. No soporta suelos anegados ni heladas. En zonas con esta-ción seca prolon-gada requiere acceso al nivel freático o riego complementario.

Ceiba roja, Cedro macho (Pochota quinata)

0 a 900 msnm. 25ºC. 800 a 3.000 mm. Prefiere suelos profundos, bien drenados, fértiles, arenosos, franco arenosos o arcillosos, con pH entre 5.5 y 7.6. Tolera sitios húmedos y temporalmente inundados. La falta de humedad en el suelo. La falta de luz a partir de los dos años de edad. Susceptible al viento e intolerante al fuego.

Ciprés (Cupressus lusitanica) 1.400 a 3.300 msnm. 15ºC. 1.500 a 3.000 mm. Prefiere suelos bien drenados, con pH (5.5 a 6.5), con buen contenido de materia orgánica, y húmedos, derivados principalmente de cenizas volcánicas, franco arcillosos a franco arenosos. Suelos de escasa materia orgánica y precipitación, mal drenaje y erosionados. Los árboles jóvenes son susceptibles a la competencia con malezas, sobre todo gramíneas y son intolerantes a la sombra.

Eucalypto (Eucalyptus globulus) 1.600 a 2.900 msnm. 14 a 19ºC. 700 a 1.800 mm. Prefiere suelos profundos, bien drenados, de textura areno-arcillosa o franca, con buena humedad y pH entre 5,0 y 7,0. Alta salinidad. Volcamiento en suelos poco profundos a causa de vientos fuertes, especialmente entre los 4 y 6 años. Susceptible a las sequías prolongadas y al fuego.

Eucalypto rojo (Eucalyptus grandis) 100 a 2.200 msnm. 21ºC. 900 a 4.000 mm. Prefiere suelos profundos, bien drenados, de origen volcánico o aluvial y húmedos. Requiere de suelos arcillosos, franco arcillosos, no calcáreos. Soporta suelos ligeramente ácidos con tendencia a la neutralidad y de baja fertilidad. Tolera suelos con bajo contenido de fósforo y períodos cortos de inundación. Suelos compactos, impermeables, inundables permanentemente y superficiales. Es muy sensible a deficiencias de boro y al al fuego.

Eucalypto pelita (Eucalyptus pellita)

0 a 800 msnm. 17-27ºC. 500 a 3.500 mm. Prefiere suelos profundos, bien drenados, fértiles, húmedos, de origen aluvial, de textura franco arenosa, limosos, margas arenosas, terrazas pedregosas húmedas pero no encharcadas y soporta suelos neutros y ácidos. Tolera suelos ligeramente salinos No prospera en suelos sujetos a inundación, compactados, con alta acidez, ni en arcillas pesadas.

Eucalipto urograndis (Eucalyptus urograndis)

100 a 2.200 msnm. 21ºC. 900 a 4.000 mm. Prefiere suelos profundos, bien drenados, de origen volcánico o aluvial y húmedos. Requiere de suelos arcillosos, franco arcillosos, no calcáreos. Soporta suelos ligeramente ácidos con tendencia a la neutralidad y de baja fertilidad. Tolera suelos con bajo contenido de fósforo y períodos cortos de inundación. Suelos compactos, impermeables, inundables permanentemente y superficiales. Es muy sensible a deficiencias de boro y al fuego.

Eucalypto rojo (Eucalyptus grandis) 100 a 2.200 msnm. 21ºC. 900 a 4.000 mm. Prefiere suelos profundos, bien drenados, de origen volcánico o aluvial y húmedos. Requiere de suelos arcillosos, franco arcillosos, no calcáreos. Soporta suelos ligeramente ácidos con tendencia a la neutralidad y de baja fertilidad. Tolera suelos con bajo contenido de fósforo y períodos cortos de inundación. Suelos compactos, impermeables, inundables permanentemente y superficiales. Es muy sensible a deficiencias de boro y al al fuego.

Eucalypto tereticornis (Eucalyptus tereticornis)
0 a 1.500 msnm. 17-27ºC. 500 a 3.500 mm. Prefiere suelos profundos, bien drenados, fértiles, húmedos, de origen aluvial, de textura franco arenosa, limosos, margas arenosas, terrazas pedregosas húmedas pero no encharcadas y soporta suelos neutros o ligeramente ácidos. Tolera suelos ligeramente salinos No prospera en suelos sujetos a inundación, compactados, con alta acidez, ni en arcillas pesadas.

Melina (Gmelina arborea)

0 a 1.000 metros sobre el nivel del mar.24 a 35ºC. 700 a 4.500 mm. Prefiere suelos profundos, húmedos, bien drenados, fértiles de los valles aluviales fértiles francos o franco arenosos y prefiere pH alcalinos o ligeramente ácidos, pero no tiene éxito en suelos muy ácidos y lixiviados. Se adapta en suelos calcáreos y moderadamente compactados. Suelos superficiales, pobres, con capas endurecidas, impermeables y pedregosas, arenas secas, ácidos muy lixiviados, pantanosos. Intolerante a la sombra y susceptible a la competencia de malezas

Pino caribe (Pinus caribaea)

0 a 1000 msnm. 20 a 27ºC. 660 a 4.000 mm. Prefiere suelos arenosos ácidos y en menor grado los areno – arcillosos, pH entre 6,5 a 4,3 de tipo oxisol, moderadamente profundos y bien drenados. Se adapta a suelos degradados, pobres, lixiviados, salinos y pesados, pero con buen drenaje. Tolera suelos poco profundos e inundaciones esporádicas y con baja fertilidad. Requiere de micorrizas. Demanda alta luminosidad. Los árboles jóvenes son muy susceptibles al fuego.

Pinus maximinoi
700- 2.400 msnm, 18-22 oC, 1000 – 2.400 mm Prefiere suelos profundos, húmedos, fértiles, bien drenados, pH de 4.2 a 6.5 , texturas franco a franco-arcillosos

Pinus oocarpa

600 a 2.100 msnm. 13 a 23ºC. 750 a 2.400 mm. Prefiere suelos con buen drenaje. Textura arenosa, franco arenosa y arcillosa. Se adapta bien a suelos erosionados, delgados, arenosos, bien drenados, (pH de 4,5 a 6,8), de baja fertilidad, derivados de materiales de origen volcánico, con un alto contenido de cuarzo. Suelos inundables. Poco resistente a vientos fuertes, susceptible a deficiencias nutricionales y enfermedades en las acículas. Susceptible a incendios.

Pinus patula

1.400 a 3.300 msnm. 12 a 18ºC. 750 a 2.000 mm. Prefiere suelo húmedos, fértiles, bien drenados, pH neutro o ácido, texturas franco-arenosas a franco-arcillosas. Deficiencias de boro y fósforo. Sensible al fuego, a los vientos fuertes, los cuales causan daños mecánicos e inducen una excesiva transpiración por las acículas. Requiere adecuada disponibilidad de agua en el suelo todo el año.

Pinus tecunumanii
450 a 2.800 msnm. 14 a 25ºC. 800 a 2.400 mm. Mejor desarrollo en suelos fértiles, profundos y bien drenados. Se adapta en una gran variedad de condiciones edáficas, desde suelos rojos arcillosos hasta suelos profundos de origen volcánico, ligeramente ácidos a neutros (pH: 4.8 a 7) y drenaje moderado. Algunas procedencias se adaptan en suelos pobres y con bajo contenido de materia orgánica Es susceptible a las sequías en suelos superficiales, y sensible a las heladas

Teca (Tectona grandis) 0 a 1.300 msnm. 22 a 27°. 1.000 a más de 2000 mm. Prefiere suelos profundos, francos, fértiles, bien drenados y aireados y aún más si son aluviales pH óptimo de 6.5 a 7.5, con rango de 5.0 a 8.5. Se adapta a suelos pobres y calcáreos, Suelos pantanosos, muy pedregosos o compactados, o en cimas. Pendientes mayores al 25%. No tolera sombra. No se conviene plantar en suelos con menos de 8 me-ml de calcio o muy ácidos con alto contenido de hierro.

  • Las condiciones de adaptación sugeridos en este cuadro, son promedios para cada especie, el comportamiento puede variar en dependencia de la calidad de sitio, la genética de la semilla y el rigor del manejo.

En Colombia y en el trópico, existe una muy amplia diversidad de especies arbóreas, muchas de ellas con excelente madera y potencial para reforestación comercial, a pesar de ello no aparecen en la lista de especies recomendadas para la reforestación productiva, debido a que no están probadas  a escala, muchas veces presentan  dificultades de propagación y  en especial no se conoce su comportamiento silvicultural y sanitario en el tiempo, por lo que existe una muy alta posibilidad de fracaso comercial.

 

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

Fotografías: El semillero 

  • ACERO L.E. 1985.Árboles de la zona cafetera colombiana. Fondo Cultural Cafetero. Bogotá. 307 p.
  • AGROSOFT.  Vallejo, A. Zapata, F. Trees ver. 1.0. Árboles tropicales y subtropicales  de uso múltiple. Medellín.
  • BARRETO,G. HERRERA, J. TRUJILLO, E. 1990. El Cedro. INDERENA . División de Fomento, Estación Forestal La Florida. Bogotá- Colombia 20p.
    BOSHIER D. H., LAMB A.T. 1.997. Cordia alliodora. Genética y mejoramiento de árboles. Tropical Forestry Papers No. 36. Oxford Forestry Institute Departament Of Plant Sciences U. Of Oxford.100 p.
  • CORPORACIÓN NACIONAL DE INVESTIGACIÓN Y FOMENTO FORESTAL- CONIF. 2.002. Manual de plantaciones forestales. Serie de documentación No. 46. Bogotá. 150 p.
  • CORPORACIÓN NACIONAL DE INVESTIGACIÓN Y FOMENTO FORESTAL- CONIF.1996. Latifoliadas Zona baja.. Bogotá. 104 p.
  • CORPORACIÓN NACIONAL DE INVESTIGACIÓN Y FOMENTO FORESTAL- CONIF.1995. Coníferas. Bogotá. 50 p.
  • CORPORACIÓN NACIONAL DE INVESTIGACIÓN Y FOMENTO FORESTAL- CONIF.1995. Latifoliadas Zona alta.. Bogotá. 68 p.
  • TRUJILLO, E. 2007. Guía de Reforestación. Bogotá. 280 p.

 

About the Author