Acacia mangium   ¡Sí o No!

Ing. Msc. Enrique Trujillo N. – El semillero

En los últimos años se ha debatido sobre la conveniencia de plantar  esta especie con argumentos a favor y en contra; cuál es la realidad? Los que la han plantado e industrializado andan enamorados, en general los reforestadores con otras especies son escépticos, en este debate propiciado por COLFORESTAL, cada cual tiene argumentos para sustentar sus puntos de vista, que ya han traspasado fronteras y han llegado voces desde EEUU, Australia y República Dominicana, los “panelistas” que han protagonizado este interesante debate, han realizado aportes interesantes que pretendemos sintetizar y analizar en esta nota a y aportar otros.

Revisemos la realidad de la especie hasta donde el conocimiento nos lo permite:

Principales argumentos en contra

Sintetizados de varias notas y profesionales sobresalientes como William Ladrach, Fernando Berrío, Alberto Ramírez, entre otros varios, incluso algunos de quienes la defienden, también señalan aspectos desfavorables:

  1. Susceptibilidad a las enfermedades, especialmente causadas por hongos entre los que sobresale Botryosphaeria sp. y pudrición de corazón incluso a los 2 ó 3 años de vida.
  2. Baja resistencia a los incendios debido a su tipo de corteza,
  3. No conviene en zonas con  más de 3 meses de sequía por no ser caducifolia, se aduce que muere
  4. No tiene suficiente desarrollo genético e incluso se menciona que tiene dificultad en este tema.
  5. Alto costo de manejo por intervenciones tempranas en podas de formación
  6. Susceptibilidad al ataque de yemas terminales por una variedad de insectos, que inducen bifurcaciones en la especie.
  7. El tipo de corteza no es conveniente para el proceso industrial de producción de pulpa
  8. Se desconocen los mercados de su madera

Principales argumentos a favor

Sintetizados de varias notas y aportes de profesionales e industriales sobresalientes como Gustavo Barbosa, Jorge Iannini, Cesar Polanco, Ricardo Benítez, Juan Esteban Giraldo, Mamerto Valerio B, Luis Betancurt, Edwin Bello, Francisco Torres, Sonsire Baquero entre otros varios

  • Buena calidad de su madera ya probada con productos puestos en el mercado nacional e internacional por reforestadores Colombianos
  • Rápido crecimiento y turno corto en comparación con otras especies con calidad similar de la madera, cuyo turno puede ser el doble.
  • Alta rusticidad al adaptarse a suelos pobres, ácidos y pendientes fuertes
  • Con mejora genética y buenos suelos se han logrado rendimientos superiores a 40 m3/ha/año (Algunas plantaciones en córdoba de Kanguroid Ltda).

Miremos algunos de los cuestionamientos:

  • Susceptibilidad a las enfermedades, especialmente causadas por hongos entre los que sobresale Botryosphaeria sp. y pudrición de corazón incluso a los 2 ó 3 años de vida.

Es cierto que la especie presenta esta problemática, originada principalmente por la mala elección del sitio, al ser plantada en suelos inundables, de muy baja fertilidad y sin ningún tipo de manejo.

Cualquier especie forestal puesta en el sitio equivocado y sin la debida nutrición puede presentar estas patologías, si fuera algo general, no existirían las excelentes plantaciones ya maduras que se encuentran en Córdoba  (más de 3.000 ha), o las Orinoquía, (las que han tenido una selección de sitio idónea y bien manejadas en términos de fertilización, podas y manejo fitosanitario preventivo). El material de vivero de calidad es esencial para evitar plantas de bajo vigor, especialmente por la conformación de su sistema radicular.

En República Dominicana, a donde también han llegado estos ecos, El Ing. Valerio Mamerto indica: …” La muerte descendente y pudrición de centros se presenta en números tan limitados de caso y condiciones especiales que no es significativo. Tenemos pequeños lotes de Acacia mangium con más  20 años de plantados, y siguen como aquel whisky, tan campante como siempre…”

Con relación a la selección de sitios, en Colombia con excepción de las empresas reforestadoras y unos pocos inversionistas conscientes, las iniciativas particulares han utilizado terrenos con las más bajas calidades de sitio para cualquier especie, con resultados por lo general malos en desarrollo, por ende estas iniciativas han buscado minimizar sus inversiones con programas de fertilización de papel, o bien la ausencia de conocimiento del cómo manejar la especie y el suelo para obtener la mayor productividad de esta. (Valerio Mamerto)

Juan Esteban Giraldo, Reforestadora Cacerí: … “En 800 hectáreas de plantación de Acacia en el bajo cauca antioqueño, de densidad superior a 1.100 árboles/ha, con edades desde los 2 hasta los 7 años, que fueron aclaradas con intensidad del 50% de los individuos, la incidencia de casos de pudrición de corazón en los árboles apeados fue inferior al 0,2%. He podido evidenciar también que ni al mobiliario que fue elaborado hace 3 años con madera de Acacia de 12 años de edad y que decora completamente mi oficina, ni a los muebles y decks de Acacia que son vendidos actualmente en las tiendas IKEA en toda Europa, les ha llegado el hongo…”.

  • Baja resistencia a los incendios debido a su tipo de corteza

Aunque en Colombia los incendios con esta especie no son relevantes, los planes de reforestación incluyen prácticas de manejo contra incendios deben cumplirse, es de anotar que contra el fuego no hay especie forestal que esté exenta. A pesar del señalamiento y teniendo en cuenta que en Colombia hay más de 29.000 ha plantadas con la especie, este problema es irrelevante en la actualidad. La prevención y las prácticas contra incendios bien llevadas disminuyen al mínimo la incidencia de los incendios.

Luis Betancur, IF Residente en Australia, indica …”Casualmente en el gran accidente del 1998 cuando vivía en Boa Vista atendiendo el proyecto se  quemaron 1,700 000 hectáreas de  cerrado y bosque  todos los focos de calor rodearon la Acacia plantada por el Proyecto Ouro Verde  y no se quemó ni un árbol . Los arboles  borde se afectan siempre…”;  a la vez que menciona que ninguno de sus clientes tuvo reclamaciones por pudrición de corazón.

  • No conviene en zonas con  más de 3 meses de sequía por no ser caducifolia, se aduce que muere.

No existirían las más de 17.000 Ha plantadas hoy en la Orinoquía, en una región donde se presenta una precipitación monomodal, con un fuerte verano que inicia en noviembre – diciembre y se prolonga prácticamente hasta abril!.; tal vez no se pueda decir lo mismo para el Caribe seco Colombiano, donde las condiciones son extremas y allí la especie no encuentra el clima ideal.

Blog27Acacia mangium 7 años. Cabuyaro, Meta

  • No tiene suficiente desarrollo genético e incluso se menciona que tiene dificultad en este tema.

Es cierto, aunque en Colombia se tienen fuentes genéticamente desarrolladas, incluso asesoradas por el genetista Olman Murillo IF PhD, las formas  alcanzadas no son las mejores, se conoce que la especie tiene una cierta tendencia natural a las torceduras y las bifurcaciones. La forma en general del genero Acacia no tiene un buen patrón de rectitud; si no se realizan las podas de formación incluso desde el primer año, las bifurcaciones pueden llegar a afectar la calidad de la madera del proyecto. Este aspecto eventualmente se compensa con el hecho de que al final del turno sale más del 60% de los árboles de la plantación en las entresacas, lo cual aminora el impacto de esta tendencia; pese a lo anterior se encuentran plantaciones de Acacia mangium sorprendentemente buenas. Hoy se debate sobre una tendencia no comprobada, de que la especie tiende a torcer más en suelos inundables y pobres. Quienes explotan comercialmente, aducen que este aspecto se compensa solventemente con la calidad de la madera.

Edwin Bello, en observaciones hechas en la Orionoquía, indica que la especie no soporta inundaciones temporales ni permanentes, está comprobado que cuando se ubica en sectores con deficiente drenaje sus hojas se amarillan rápidamente y se generan deformaciones  y torceduras en tallos y raíces; cuando se realiza una fertilización con altas dosis de nitrógeno en edades tempranas  la especie tiene la tendencia a reproducir ramas laterales con crecimiento exuberante y de grosores de igual o mayor tamaño a el tallo principal. Este tipo de respuestas, en ocasiones se achacan erróneamente a problemas genéticos.

 

Blog28        Blog29

Árbol Plus Córdoba                                                Árbol Plus Cabuyaro – Meta

  • Alto costo de manejo por intervenciones tempranas en podas de formación

Es cierto, la especie requiere intervenciones temprana especialmente podas de formación para orientar la calidad de la madera, esto representa un costo que no tienen por ejemplo los pinos o los eucaliptos, sin embargo la pregunta que se hace es: que es preferible plantar una especie de turno corto (8-10 años) y madera fina con un costo adicional de manejo, o una de madera ordinaria como es el caso del pino y a 18 años? Y adicionalmente con un valor del m3 a menos de la mitad? Aún más, que es mejor plantar: Eucalypto que tiene un valor de pulpa en el mejor de los casos de $35.000 de madera en pié o Acacia que sobrepasa los $100.000? hay que recordar que el negocio de los pinos y eucaliptus en Colombia no es relevante por los bajos precios de venta, a menos que se tenga una industria transformadora.

  • Susceptibilidad al ataque de yemas terminales por una variedad de insectos, que inducen bifurcaciones en la especie.

Es cierto, especialmente en la Orinoquía se da este fenómeno, aunque en términos porcentuales la incidencia no es significativa; las yemas terminales son muy débiles, la velocidad del viento y algunos insectos (ejemplo hemípteros chupadores de savia) las pueden debilitar fácilmente ocasionando la perdida de dominancia apical causando bifurcaciones a bajas alturas, este problema se puede solucionar con una rápida detección y con la corrección de la yema terminal.

  • El tipo de corteza no es conveniente para el proceso industrial de producción de pulpa.

En Colombia la especie no es utilizada para la producción de pulpa para papel, por lo que nuestros comentarios no son solventes, los proyectos CIF han sido orientados hacia el uso de madera sólida con fines industriales. Una anotación de Luis Betancurt:  …”La empresa Indah Kiat produce 2,5 millones de tons/ year  de pulpa de Acacia mangium y les veo sus acciones en el mercado de Malaysia muy estables sin que se sepa de los líos de  la cascara inclusive allá la cascara la procesábamos para extraer gas metano y energía por compresión y combustión del mismo…”.

  • Se desconocen los mercados de su madera

Es parcialmente cierto, pese a las características físico- mecánicas de su madera e incluso algún desconocimiento en el proceso de secado, hoy hay un precio y mercados emergentes, principalmente en la ciudad de Medellín y en la Costa Atlántica. El proyecto forestal más grande con esta especie, Kanguroid Ltda. tiene un desarrollo exitoso, un amplio portafolio de productos con los que abastece demanda nacional e internacional. Las entresacas tienen un mercado establecido para pulpa en la Costa (Pizano SA), o postes. Hay iniciativas empresariales exitosas que han cerrado el ciclo de sus proyectos con transformación y comercialización de sus proyectos: Kanguroid Ltda., Muebles Ianninii,  Maderas Rio Rayo, Reforestadora Cacerí entre otras. No hay que olvidar que en general los proyectos de reforestación encuentran su mejor opción en el valor agregado que den a la madera, incluso sin algún grado de transformación pueden dar cifras en rojo.

Por fuera del País, también en R. Dominicana se hace referencia a la industria de la ebanistería y obras artesanales y de interiores para construcción  urbana, de calidad y apariencia de alta competencia y belleza, beneficiando múltiples pequeños reforestadores. LaAcacia mangium en ese país, ha resultado ser la especie insignia; hoy la experiencia se ha multiplicado en 44 municipios, ninguna otra especie crece tan rápido (hasta 40 m3/ha-año), con pocas exigencias, aunque Willam Ladrach habla de que no llega a 20 m3/ha.

Adicionalmente indica que el trabajo con esta especie en ese país produjo un panorama reconocido en 2010 como “Caso Ejemplar de Manejo Forestal Sostenible”, por la oficina FAO para la América Latina, Santiago de Chile.

Blog30Blog31

Blog32Blog33

En la Orinoquía se han notado variados colores en el veteado de la madera, según el sitio de plantación puede llegar desde el pardo claro al pardo oscuro pasando en algunos casos a tonalidades rojizas lo que la hace una especie versátil para la elaboración de acabados de madera y productos terminados.

Reflexión

La especie es muy interesante, no es una panacea, exige manejo dedicado y requiere aún mucha investigación.

Una especie puesta en el sitio equivocado y sin el manejo idóneo es el mejor pasaporte a un fracaso, si por el contrario hay una buena selección de sitio, se usa la genética más avanzada y se provee un manejo silvicultural correcto y a tiempo, el proyecto es un éxito. La Acacia mangium es una especie relativamente reciente en nuestro medio, aun requiere investigación como a la mayoría de nuestras especies, pero con los logros de hoy, puede calificarse como una especie promisoria, no una promesa de especie a futuro porque a la fecha de hoy, hay proyectos afortunados que ya han logrado llegar a feliz término con un producto en el mercado. El Dr William Ladrach habla del ciclo de las bobitas, y la compara en este sentido con la Pawlonia o el Cedro Rosado de la India, especies que ponen de moda y se han tratado de vender como muy exitosas, pero que en nuestro medio no hay un solo ejemplo exitoso, como si los tiene la Acacia, con esta excepción estamos de acuerdo con la afirmación. Lo que realmente hace falta es fortalecer la investigación en esta especie, que ha mostrado virtudes difíciles de encontrar en otras especies con madera considerada de calidad.

Las anotaciones de este escrito, han sido tomadas textualmente o contextualizadas de los siguientes protagonistas del debate,

Edwin Bello IF Esp. El semillero, Fernando Berrío Calle IF. Consultor Forestal, Francisco Torres IF Consultor, Juan Esteban Giraldo, Gerente Reforestadora Cacerí S.A., Luis Betancur, IF Residente en Queensland – Australia, Mamerto Valerio B. Ing. Forestal UN, Santo Domingo, República Dominicana, Región Caribe Insular, Ricardo Benítez, IF experto en Maderas, Sonsire Baquero, consultora, William Ladrach, consultor Forestal. EEUU.

 

Enrique Trujillo N

El semillero

About the Author